Cuidados estéticos


El cuidado de la PIEL CORPORAL durante la Quimioterapia y Radioterapia

Durante la Quimioterapia y radiación (Radioterapia)  es muy frecuente que la piel corporal se sensibilice  y hay que cuidarla  de una forma especial, HIDRATÁNDOLA Y NUTRIÉNDOLA en profundidad para restablecer su flexibilidad e integridad.
Como norma general hay que tener en cuenta los cuidados especiales  de la piel que se expone a  la Radiación y Quimioterapia:

a. Utilizar agua tibia, (no caliente) y una solución limpiadora, gel o espuma (preferentemente que no contenga jabón) que se enjuague con facilidad. Secar siempre con una toalla.

b. Utilizar una loción tonificante, libre de alcohol,  mediante  algodón y aplicarlo sobre el rostro sin frotar  la piel para refrescarla.

c. Aplica siempre un protector solar de factor de  máxima protección (mínimo de 15 en adelante o una humectante con el SPF de 15+ ). Esperar unos minutos antes de aplicar otros productos para que el protector se absorba. Se recomienda utilizar un sombrero para protegerse del sol directo en la cara.

d. Para reducir la resequedad, la piel escamada, aplicar una crema hidratante que nutra en profundidad  para restablecer la humedad perdida (a ser posible con: aceites esenciales, aceite de Argán, Rosa de Mosqueta, Aloe Vera)  en la frente, mejillas, barba y nariz, repartiéndola  con suavidad. (la crema hidratante genera una base para el maquillaje idónea en estos casos). A continuación aplicar esta crema hidratante y nutritiva por TODO el cuerpo.

e.
Finalmente, reducir la hinchazón utilizando una crema para el contorno de ojos, en caso de requerirlo.

f. No son recomendables: tratamientos adicionales como geles, exfoliantes y productos perfumados durante este periodo.


Recomendaciones especiales para la Radiación

Consulta a tu médico antes de usar cualquier crema, loción, maquillaje, jabón, bloqueador solar, perfume o desodorante sobre o cerca de las áreas tratadas.
Generalmente, sólo se debe usar agua tibia en las áreas tratadas y secarlas suavemente con una toalla. No se debe rascar, tallar o rasurar esa zona. Tampoco se debe intentar quitar ninguna marca de radiación (estas se desvanecen poco a poco). Finalmente, no aplicar calor o frío y asegurarse de las instrucciones médicas en relación a la exposición solar. Después de la Radioterapia, consultar al médico antes de utilizar maquillaje u otros productos para la piel.
En tratamientos con Radioterapia hay que proteger la piel diariamente para evitar que se deshidrate y prevenir su inflamación (Epitelitis radioterápica) Para reducir la  esta resequedad y evitar que surja una zona hipersensible, se aconseja  aplicar por todo el cuerpo y en especial en la zona tratada: una crema o incluso un aceite ultrahidratante que nutra en profundidad  para restablecer la humedad perdida (a ser posible con: aceites esenciales, aceite de Argán, Rosa de Mosqueta, Aloe Vera)


Pérdida del color de la piel y maquillaje.

  • Pida consejo al médico sobre los cambios de color de la piel. En la mayoría de los casos, los cambios en la piel desaparecen al concluir el tratamiento.
  • El equipo de Mayquel le asesorará sobre maquillaje facial para disimular los efectos secundarios del tratamiento y conseguir embellecer su imagen.

 

Llame al médico si:

Aparecen  zonas con aspecto de  tener urticaria.
La piel  se hincha, enrojece,  está caliente, percibe dolor  o empieza a supurar.