Tricotilomania

La Tricotilomanía (arrancarse el cabello) es un trastorno más frecuente de lo que se cree, con una prevalencia media superior al 1%.

Debuta ya en la infancia y puede presentarse en todas las edades y sexos.

En estudiantes universitarios la prevalencia está alrededor del 3,4% en el sexo femenino y del 1,5% en estudiantes varones.

Arrancarse el cabello de forma crónica se ha asociado a trastornos psicológicos (ansiedad, depresión, psicosis) o bien trastornos de conducta (Trastorno Obsesivo Convulsivo TOC).

En niños suele ser un problema transitorio. En adolescentes y adultos tiende a cronificar, con exacerbaciones y remisiones.

Esta alopecia por tracción suele ser reversible, aunque en ocasiones se daña tanto el cuero cabelludo que puede provocar la regeneración capilar irregular o escasa.