Alopecia temporal en Quimioterapia y Tratamientos Médicos

Uno de los efectos secundarios más frecuentes de la Quimioterapia es la pérdida súbita del cabello (Alopecia temporal, reversible, no cicatricial) por alteración de los folículos pilosos.
Los agentes quimioterápicos (citostáticos) producen una interrupción de la actividad mitótica característica en la fase anágena (efluvio anágeno), provocando una alopecia, ya que en esta fase anágena se encuentra el 90% de los cabellos.
Se desencadena a los 7-10 días del inicio de la Quimioterapia haciéndose evidente aproximadamente al mes de tratamiento.
Afecta principalmente al cuero cabelludo, pudiéndose afectar a otras partes del cuerpo, como pueden ser axilas, brazos, piernas, cejas y pestañas.
La recuperación del cabello tras el cese de la Quimioterapia es completa y reversible, aunque el cabello puede crecer inicialmente con características diferentes a las originales (color, textura, etc.)