Trasplante capilar

Trasplante capilar

El trasplante capilar, también conocido con el nombre de injerto o microinjerto capilar, es un procedimiento quirúrgico que permite recuperar el cabello perdido gracias a un auto trasplante de pelo del propio paciente.

Gracias al microinjerto capilar, las personas con alopecia, en concreto, alopecia androgenética, pueden recuperar su imagen y estética capilar con resultados permanentes, naturales e indetectables. Se trata de la solución más avanzada en la recuperación del cabello y es una intervención que puede realizarse tanto en hombres como en mujeres.  

Para conseguir unos resultados satisfactorios, no obstante, es necesario que el cirujano que realice los microinjertos sea un profesional especializado, con experiencia y en un centro con garantías.

Por ello, en Mayquel contamos con la colaboración de IDERMA, Instituto de Dermatología Avanzada y servicio de Dermatología del Hospital Universitario Quirón Dexeus de Barcelona, y la responsable de su Unidad de Cirugía Capilar, la doctora Ana Trius Chassaigne.

La doctora Ana Trius es una reconocida especialista en Cirugía de Trasplante Capilar, formada en Estados Unidos y que ha ejercido en los principales centros médicos de estética de referencia de Barcelona. La doctora Trius es experta en las técnicas de trasplante capilar FUSS y FUE

 

Técnica FUSS

La técnica FUSS o técnica de la tira es el procedimiento clásico para obtener los folículos pilosos en las cirugías de microinjerto capilar.

En la técnica FUSS se extrae una tira fina de piel con cabello del paciente de la zona posterior y lateral del cuero cabelludo con los que se consigue obtener, por lo general, 3.000 injertos. 

Aunque la intervención deja una cicatriz (en la zona en la que se han obtenido los injertos), esta solo será visible si se rasura el pelo al cero.

 

Técnica FUE

La técnica FUE es el procedimiento más avanzado en injerto en trasplante capilar.

Consiste en la obtención, uno a uno, de los injertos, por lo que deja pequeñas cicatrices en cada una de las microincisiones. No obstante, son imperceptibles incluso con el pelo rasurado. 

La principal desventaja de la técnica FUE es que, por lo general, se obtienen un máximo de 2.000 unidades foliculares por sesión.

 

Tanto con la técnica FUE como la técnica FUSS se realizan con anestesia local, la administración de un tranquilizante suave y sin necesidad de hospitalización. Requieren de unos pocos días de reposo y será a partir de los tres meses cuando se apreciará el crecimiento del nuevo pelo.